MyCollegeGuide

      Search >

    Enfrentando el nido vacío

    Esta estación de su vida puede sentirse como un final. Pero también es un nuevo principio.

    Mary Ann Froehlich

    Read In English

    “¿Cómo describiría usted la manera en que se siente cuando uno de sus hijos sale de casa?” le pregunté a una amiga. “Oh, eso es fácil,” me dijo. “Cuando uno de mis hijos sale de casa, es como si me arrancaran una pierna o un brazo.” ¿Amputación? Esa reacción sonaba un poco extremada, hasta que mi primer hija se fue a la universidad. Mi tristeza parecía enteramente fuera de proporción para un evento tan normal, algo que se esperaba. Después de todo, ¿No era cierto que la floreciente independencia de nuestra hija significaba que nosotros habíamos hecho nuestra tarea paternal?

    Echaba de menos todos los días mi trato con mi hija, y enfrentaba recordatorios constantes de esa pérdida: al ver la silla vacía en la mesa del comedor; al ir corriendo a la recámara de mi hija para contarle las últimas nuevas y encontrarla desocupada y callada; estirar mi mano en el supermercado hacia sus alimentos favoritos y luego bajar la mano mientras las lágrimas se acumulaban en mis ojos. Mi vida estaba cambiando radicalmente y parecía que nadie se daba cuenta. Me sentía como una tonta y muy, pero muy, sola.

    Pero no estaba sola—ni tampoco lo esta usted. Los padres de familia—pero especialmente las madres—sostienen una variedad de experiencias durante la media edad o midlife. Cuando empecé a observar a los padres, al hablar con ellos, y al leer sobre sus luchas al enfrentar los años cuando los hijos se van de casa y la crisis de los años de la media edad, descubrí perspectivas que me ayudaron a prepararme para esta etapa de mi vida. Aunque la experiencia de cada padre es diferente, espero que estas ideas le ayuden a enfrentar los cambios por los que está pasando.

    Un proceso de irse desprendiendo

    El destetar a un bebé es un proceso complicado, y lo mismo lo es su viaje rumbo a convertirse en un padre con el nido vacío. Si se piensa sobre este cambio de la media edad como un proceso—en lugar de un evento que empieza y termina cuando usted lleva a su hija al campus—le puede ayudar a prepararse para el tipo de cambios que pueda enfrentar. Por ejemplo, algunos padres se desconciertan cuando el hijo o hija con quien siempre habían tenido una relación muy estrecha repentinamente se muestra disgustada/o y rebelde antes de salir de casa. Algunas veces, entre más conectados están los hijos a sus padres lo más dolorosa la lucha para desprenderse. Los conflictos que resultan son desconcertantes, pero son algo común conforme la fecha de partida se acerca.

    Algunos papás y mamás hacen la transición al nido vacío con mayor facilidad. Después del ajuste inicial, encuentran que les encanta la nueva vida y disfrutan tener más tiempo libre. Otros cuentan los días que faltan para que sus hijos regresen durante las vacaciones, y se la pasan llorando el día después que se van, sintiendo de nuevo el dolor de la separación. El proceso de dejar ir a sus hijos es algo distinto para cada padre o madre—y algunas veces es distinto para cada hijo o hija que se va de la casa.

    Oportunidades para nuevas amistades

    Durante este tiempo de nuestras vidas es cuando más necesitamos sentirnos parte de una comunidad que nos apoya, frecuentemente nos sentimos aislados y solos. He observado eso en mi propia vida y en la vida de otros padres de familia que conozco. Amigos que eran parte regular de nuestra vida diaria cuando nuestros hijos compartían actividades mutuas ahora se mueven en otras direcciones. Tenemos las mejores intenciones de permanecer cerca de ellos, pero la realidad es que la vida ha cambiado—incluyendo oportunidades para pasar tiempo juntos.

    Mi amiga Annie decidió formar una nueva comunidad de amigos cuando luchó con el aislamiento del nido vacío. Envió una carta a todas las mamás con nido vacío que conocía, preguntándoles si estaban interesadas en formar un grupo de apoyo/estudio de la Biblia para madres de mediana edad. Fue inundada por respuestas entusiastas. Ahora se reúnen regularmente con el fin de apoyarse mutuamente y estudiar la Palabra de Dios.

    Pages