MyCollegeGuide

      Search >

    10 preguntas que hacer sobre una universidad que se está considerando

    He aquí algunas de las más importantes preguntas, y que más se suelen hacer, sobre buscar una universidad cristiana.

    Mark Moring

    Si te encuentras en medio de tu búsqueda de una universidad, tienes un chorrocientos de preguntas corriendo por tu mente. ¿Pero cuáles son las más importantes? ¿Cuáles son la diez cosas que tienes que averiguar sobre una escuela en particular?

    Eso fue lo que le preguntamos a Quentin Van Essen, director ejecutivo de admisiones en la Universidad Dordt College en Sioux Center, Iowa. Quentin nos ayudó a reducir la lista a lo más esencial.

    Así que, aquí tienes las diez preguntas que debes hacer cuando evalúas una universidad cristiana:

    1. ¿Por qué debo asistir a una universidad cristiana?

    Quizás ya contestaste esta pregunta en tu mente, y es por eso que estás buscando escuelas cristianas para empezar. Pero es útil hacerle esta pregunta a los representantes de cada una de las universidades cristianas que estás considerando con el fin de escuchar lo que está en el fondo de cada una de sus respuestas en particular.

    “Es una pregunta filosófica muy básica,” dice Quentin. “A fin de cuentas termina siendo el énfasis básico que recibes en una universidad cristiana comparada a una secular. Como cristianos, creemos que todas las áreas de la vida están bajo el señorío de Dios. Y como su pueblo, somos responsables de redimir el mundo, y necesitamos saber cómo hacer eso. Ese es el cimiento de la universidad cristiana, que enseña cada clase desde esa cosmovisión. No es sólo una teoría, sino el “cómo” de las cosas—¿cómo hago eso como hombre de negocios, ingeniera, o lo que sea?

    “Creo que es importante que nosotros, como trabajadores en el área de admisiones, podamos expresar eso en un lenguaje muy común, no sólo en términos académicos, sino también en términos de la vida estudiantil.”

    Quentin dice que debes hacer esa pregunta no sólo en la oficina de admisiones, sino también a los estudiantes y al profesorado de la escuela que estás considerando. Los profesores “están muy listos para hablar con mucho entusiasmo sobre eso,” dice Quentin. “Y cuando hablas con los estudiantes, habla con todo mundo, desde los que están en su primer año, hasta los que están en su último, porque los que están por terminar son los que tendrán la mejor perspectiva.”

    2. ¿De qué manera es está escuela un ejemplo de lo que significa ser una universidad cristiana?

    La diferencia principal entre esta pregunta y la primera, dice Quentin, es esta: Con la primera pregunta, les estás pidiendo a las personas que te lo digan. Con esta pregunta, les estás pidiendo que te lo muestren.

    Dice Quentin, “Debes hacer la pregunta en términos de, OK, esto es lo que me dices. Ahora muéstramelo, ¿de qué manera específica lo llevan a cabo? Se empieza con los programas académicos, pero pienso que la universidad debe poder señalar ciertas cosas muy en concreto que están haciendo—no sólo en el salón de clase, sino en la vida estudiantil, en los proyectos de servicio, en las oportunidades de crecimiento, y demás.

    3. ¿Cuáles son las fortalezas académicas de su universidad?

    Quentin dice que esta es una pregunta importante que hacer porque “existe el estereotipo de que las universidades cristianas no siempre tienen los programas académicos más fuertes.” Pero él dice que el Concilio de Universidades Cristianas (CCCU, por sus siglas en inglés), donde la Universidad Dordt es miembro, contrató una compañía de investigaciones para recalcar las fortalezas académicas de las más de cien escuelas que pertenecen al concilio.

    “Existen momentos cuando necesitamos estresar filosóficamente lo que somos como universidad cristiana,” dice Quentin, “pero no podemos olvidarnos de lo académico. Y la mayor parte de nuestras universidades cristianas tienen verdaderas fortalezas académicas, y podemos ofrecer una educación de la más alta calidad.”

    Pages