MyCollegeGuide

      Search >

    Planear para la Universidad

    Pasos que le ayudarán a escoger la escuela correcta y a navegar las aguas de la vida universitaria.

    Por Carlos Campo

    Read In English

    Pocos eventos traen consigo la mezcla de esperanza y ansiedad como lo hace la transición de nuestros hijos de la escuela preparatoria a la universidad. Por el lado positivo, este es un tiempo de cambio excitante, mientras nuestros hijos progresan de la adolescencia a la vida adulta, y se preparan para vivir y trabajar en un ambiente educativo lleno de oportunidad. Como cristianos, enfrentamos esta transición sabiendo que la parte más importante en el desarrollo de un estudiante es espiritual, un componente que algunas escuelas descuidan. El secularismo que encontramos en la mayor parte de las universidades exige que seamos intencionales al escoger la universidad más adecuada para nuestros hijos. Además, hay una serie de factores adicionales que considerar para asegurar que nuestros estudiantes tengan un desarrollo saludable durante sus años universitarios.

    Uno de los primeros consejos que extiendo a las familias que están considerando la universidad correcta es que diligentemente busquen al Señor al hacer la decisión, y en todo lo que sea posible, que dejen que el estudiante sea quien tome la decisión. Todos los estudiantes necesitan la contribución de los padres al hacer esta decisión, pero es la educación de ellos, son los siguientes cuatro (o más) años de sus vidas, y simplemente, este es el tiempo propicio para tomar decisiones adultas sobre su futuro y gozar de la libertad y la responsabilidad que esas decisiones conllevan. El escoger la universidad correcta es una de las decisiones más importantes de la vida, y no debe tomarse a la ligera.

    Trata de resistir la decisión “fácil” y en lugar de eso mantén abiertas tus opciones; investiga lo más que puedas sobre cada institución, y trata de visitar el mayor número de universidades que puedas. No simplemente sigas a tu hermano o hermana a cierta universidad ni te quedes en la universidad local sólo porque está cerca de donde vives, sino date cuenta que Dios quiere usar tus dones y habilidades para enriquecer una universidad en particular durante toda tu carrera universitaria.

    El siguiente paso es hacer una lista de las “prioridades de la universidad” para ayudarte a reducir el número de posibles alternativas. Estas prioridades deben alinearse con las metas principales de tu experiencia universitaria. Prioridades comunes son cosas como: Debe ser una universidad cristiana, debe tener clases pequeñas, debe ser económica, debe graduar un alto porcentaje de estudiantes en cuatro años, debe estar a menos de 250 millas de mi hogar, debe tener un programa grande de deportes o de teatro, y cosas por ese estilo. Algunas veces los estudiantes harán una lista de 1-3 prioridades que “no son negociables,” aquellos elementos que son los más cruciales para ti. Sólo tú y tu familia pueden decidir cuáles son esas prioridades, pero el ponerlas por escrito y mantenerlas cerca te van a ayudar con tu decisión. Muchos estudiantes y padres cristianos se preguntan si Dios les bendecirá si deciden ir a una universidad estatal o secular. La verdad es que hay un gran número de profesores, estudiantes, y organizaciones cristianas en casi todas las universidades en los Estados Unidos. Aunque muchas de esas universidades son anti-teístas en su enfoque, Daniel brilló en Babilonia y conocía sus textos muy bien, pero no cedió en la firmeza de su fe. Ni tú tienes que hacerlo tampoco. Siempre les recomiendo a los estudiantes que consideren primero una de las escuelas del Council of Christian Colleges and Universities (CCCU)—hay muchas universidades de dónde escoger, y todas buscarán desarrollar tu mente y tu espíritu.—pero si el Señor te guía a otro lugar, sigue su liderazgo y se intencional en cultivar tu desarrollo espiritual mientras estudias allí.

    Pages