MyCollegeGuide

      Search >

    Bueno. Mejor. LO MEJOR.

    Cómo reducir la lista de posibles universidades y escoger la que es mejor para ti.

    Read In English

    Has hecho mucha investigación sobre tus universidades favoritas y tienes en tus manos todos los datos y estadísticas. Ya hablaste con tus padres y tu consejero académico sobre tu búsqueda. Quizás hasta has visitado algunos de los campus universitarios. Y aunque las universidades no son todas iguales, todas son...bueno, buenas. Así que, ¿de qué manera puedes reducir la lista y escoger la que es mejor para ti?

    Conócete a ti Mismo


    Si no sabes tus preferencias, tus metas, tu personalidad, ¿cómo vas a descubrir cuál universidad es la mejor para ti? Sopesar estos siete factores importantes y contestar unas cuantas preguntas te ayudará a decidir.

    1. Distancia

    ¿Qué tan lejos quieres viajar? ¿Prefieres quedarte cerca de casa, o estas dispuesta a irte lejos? Si decides irte lejos, recuerda que quizás no puedas ver a tu familia durante el año escolar excepto en Navidad y Semana Santa.

    2. Ubicación

    ¿Te gustan las ciudades grandes, o prefieres un ambiente rural? ¿O quizás te sientes más a gusto en algo entre esos dos extremos, como en un ambiente de suburbio. ¿Qué del clima? Si has vivi- do en la Florida toda la vida y estás con- siderando una universidad en Minnesota, ¡vas a necesitar ropa de invierno!

    3. Tamaño

    Algunas universidades cristianas tienen miles de estudiantes. Otras tienen unos cuantos centenares. ¿Deseas conocer a todos tus compañeros de nombre, o prefieres pasar desapercibido en un campus grande? También, no te olvides del promedio de estudiantes por cada profesor.

    4. Requisitos de admisión

    Las universidades varían en cuanto a sus normas de admisión. A algunas universidades se hace bastante dificultoso ingresar, mientras que otras aceptan a un alto porcentaje de los estudiantes que solicitan. Y hay muchas escuelas entre esos dos extremos. Si no estas seguro si debes solicitar a cierta escuela debido a sus requisitos académicos, consulta con tu consejero académico.

    5. Especialidad

    Si todavía no sabes lo que quieres estudiar, ¡no te preocupes! No eres el único—muchos estudiantes terminan cambiando su especialidad durante sus estudios. Pero si sí tienes una idea de lo que quieres estudiar, eso puede ayudarte a escoger la universidad. Por ejemplo, si te interesa obtener un título en administración, entonces probablemente quieres asistir a una universidad que se encuentra en o cerca de una zona urbana donde pueda haber posibilidades de hacer prácticas cerca de la universidad.

    6. Costo

    Aunque la universidad puede ser costosa, raramente pagas el costo total que se anuncia. Tendrás a tu dis- posición ayuda financiera del gobierno, de fuentes privadas, y de la universidad. Cuando llegue el momento de escoger entre las escuelas que te aceptaron, recibirás ofertas de ayuda financiera que te darán una mejor idea de lo que está dentro de tu alcance.

    7. Clima espiritual

    ¿De qué manera te gustaría que se ajustara tu fe a tu experiencia universitaria? ¿Quieres ir a una universidad que está afiliada a alguna denominación en particular? ¿Existe una variedad de oportunidades en el campus para que tu fe crezca? Tómate tiempo para revisar esa información. Averigua sobre compañerismos estudiantiles, la capilla de la escuela, las iglesias cercanas, y las oportunidades de servicio y misiones.

    Además, la mayor parte de las escuelas cristianas tiene una declaración de fe que delínea sus creencias sobre Dios, Cristo Jesús, el Espíritu Santo, la Biblia, y otros asuntos importantes relacionados con la fe. Estudia esta declaración cuidadosamente y pregúntate si estás de acuerdo con ella. Puede que no haya problema si estás en desacuerdo con unos cuantos detalles menores, pero muchos puntos no serán negociables.

    No Te Olvides de los Detalles